sábado 28 mayo, 2022
Interes General

Liniers: empleada doméstica denunció a sus empleadores por golpes y amenazas

Según informaron este jueves desde el Ministerio Público Fiscal (MPF), la víctima denunció que una pareja que la empleaban en una casa en el barrio porteño de Liniers, de haberla golpeado con una olla, que la mantuvieron cautiva, le apuntaron con una escopeta y haberla acusado de robar artículos de vajilla.

A través de la radicación de la denuncia y luego de una investigación por parte de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas N° 39, a cargo de Hernán Biglino, la Justicia imputó a una pareja por lesiones, privación ilegítima de la libertad y extorsión a una empleada doméstica. Además, se supo que el esposo es un expolicía y en el domicilio secuestraron dos armas, ambas cargadas y con la habilitación vencida desde hace 15 años.

La causa comenzó hace una semana con la denuncia que realizó la empleada doméstica ante la Comisaría Vecinal 9B. En su declaración dijo haber sido agredida por su empleadora mediante varios golpes que le ocasionaron lesiones y que las mismas fueron constatadas luego por un médico legista de la Policía de la Ciudad.

Otra de las situaciones que denunció la víctima es que mientras se estaba yendo del domicilio el esposo de su empleadora, un exagente policial retirado, la “amenazó con una escopeta. Además, la mantuvo encerrada aproximadamente durante un lapso de 30 minutos en la cocina acusándola de haber robado pertenencias de la vivienda” y que recién pudo retirarse después de escribir, de manera obligada, una nota admitiendo que ella las había robado.

El fiscal que interviene en la causa es Hernán Biglino, quien apenas recibió la denuncia dispuso la inmediata intervención de la División Sumarios y Brigadas de Prevención de la Comisaría Vecinal 9 de la Policía de la Ciudad, como del Cuerpo de Investigaciones Judiciales del MPF, a quienes se les solicitó información y pruebas para que finalmente la Fiscalía pidiera el allanamiento de la vivienda de los maltratadores.

A través de esta decisión del Fiscal, finalmente la jueza Penal, Contravencional y de Faltas, Cristina Beatriz Lara, solicitó un allanamiento a la vivienda de los empleadores acusados de violencia.

En la requisa se secuestraron una escopeta calibre 12 y un revólver calibre 38, ambas con sus municiones. También se encontraron las credenciales de las habilitaciones con fecha de vencimiento de hace 15 años.

De esta manera, los dueños del domicilio quedaron formalmente imputados por “lesiones dolosas leves, privación ilegítima de la libertad agravada por ser cometida por el uso de arma y extorsión” y ahora se les tomará declaración indagatoria en las próximas horas en la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas N° 39, a cargo de Hernán Biglino.

Por último, el fiscal, solicitó medidas de resguardo a la comisaría de la jurisdicción y dispuso de un botón antipánico para la víctima.

Related posts

Boedo, un clásico para los turistas

Tubarrioenlaweb

Comienza la 6ta Edición del “Encuentro Núcleo” en la Ciudad de Buenos Aires

Tubarrioenlaweb

Comuna 12: reclaman obras de la pileta del Polo Educativo Saavedra

Tubarrioenlaweb