domingo 8 diciembre, 2019
Salud

Dejar de Fumar: efectos y beneficios

El tabaco es la causa de muerte de más de 8.000.000 personas en el mundo. Por eso, es importante saber que ocurre en el organismo cuando una persona decide dejar de fumar.

Qué ocurre con el cuerpo y cuanto tarda en “limpiarse”, luego de la decisión de dejar el habito de fumar.

La mayoría de las personas que fuman saben cuáles son los peligros a los que se somete, motivo más que suficiente para querer abandonar el tabaco.

Uno de los motivos que produce que dejar el hábito sea exitoso, tiene que ver con el conocimiento y el asesoramiento.

La OMS (Organización Mundial de Salud) confirma que en el mundo solo existen  23 países, o sea un 32% de la población del planeta, que tienen servicios para hacerse cargo en parte o totalmente, de los costos de abandonar el cigarrillo.

Hernán Provera, quien coordina el Área de Prevención Cardiovascular y Cesación Tabáquica de INEBA manifestó que “El consumo de tabaco es un factor de riesgo de seis de las ocho principales causas de mortalidad en el mundo. Es el único producto de consumo que daña a todas las personas expuestas a él y mata a la mitad de los que lo consumen”.

En los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, se comprobó que de todas las causas por las que una persona puede morir, el primer lugar lo ocupa el, en referencia a motivos de muertes evitables.

Según Ana Putruele, jefa de Neumonología del Hospital de Clínicas “El periodo de dependencia química se puede prolongar durante tres semanas y se caracteriza por esta presencia de crisis de anhelo definida como un impulso irresistible de fumar. Depende de cada paciente y se correlaciona fundamentalmente con el grado de adicción. Durante los primeros días de la abstinencia del tabaco se encuentran estos episodios más frecuentes e intensos. Generalmente duran de 15 a 20 minutos. Es fundamental advertir al paciente sobre la existencia de los mismos”.

Y agrega la neumonóloga que “La suma de minutos, de horas, de días y de semanas sin fumar se convierten en la primera motivación para continuar con el tratamiento. La primera semana de abstinencia suele ser mejor tolerada que la segunda y la tercera, aunque disminuyen las crisis se incrementa la angustia lo cual puede manifestarse a través de un aumento del apetito, sueño, intolerancia o sueños culpógenos de presión, y en ocasiones resulta difícil distinguir entre estos síntomas de abstinencia los efectos de algún tratamiento farmacológico indicado”. “Es necesario que los pacientes sientan orgullo y todos los días remuevan su satisfacción por estar sin fumar y mejorar su calidad de vida”, puntualizó Putruele.

Related posts

Vacunación contra la fiebre amarilla ¡Atención Viajeros!

Tubarrioenlaweb

Donar sangre es donar vida

Tubarrioenlaweb

Continúan los cursos de prevención de salud en las comunas

Tubarrioenlaweb