sábado 28 mayo, 2022
Cultura

CABA tiene un pasaje muy particular

 

Se trata del pasaje Rivarola, ubicado en el barrio porteño de San Nicolas. 

Su particularidad, que lo hace único en la Ciudad, es que los edificios que están sobre el pasaje, está en espejo. 

Ubicado en el centro porteño, el Pasaje Rivarola, fue un proyecto del año 1924, de la compañía de seguros La Rural, y su especial diseño es que sus edificios, que se erigen en ambas calles enfrentadas, está en espejo. 

Si bien apenas tiene una cuadra de largo, el pasaje Dr. Rodolfo Rivarola, entre Mitre y Juan Domingo Perón, posee sus edificios en espejo y una simetría perfecta entre ambas veredas, características que lo hacen único en toda la Ciudad.  

Al estilo francés del pasaje, se lo llama Beaux Arts, y así lo confirman las cuatro cúpulas de las cuatro esquinas, sus balcones, las puertas y las fachadas que se remontan a otra época. 
 
Los edificios del pasaje, ubicados en ambas veredas, son exactamente iguales y cuentan con planta baja y cinco pisos. En las esquinas, hay comercios emblemáticos como la Vidriería del Centro, sobre Mitre, y Ferretería GA-TA, sobre la calle Perón. “Es el imperio del bulón. Si no lo conseguís ahí, no está en ningún lado”, relató un vecino del pasaje. 

Otros de los locales ocupados que hay es una sede del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, y una carpintería que custodia el local de una vieja relojería conocida como “La Chacarita de los relojes”, entre otros. 

Cristian García, de la carpintería El Gramil que está al lado del local de los relojes, dijo en diálogo con La Nación, que “Desde que murió el dueño, antes de la pandemia, el local está cerrado”. 

Y agregó que “Nunca hubo mucho movimiento, pero las restricciones por la zona de Tribunales y luego por la pandemia terminaron de liquidar a varios comerciantes que tuvieron que cerrar”.  

Además, el pasaje en el que no se admiten locales gastronómicos, fue diseñado por los arquitectos Petersen, Thiele y Cruz, y lo construyó la empresa de origen y capitales alemanes Geopé (Compañía General de Obras Públicas SA) que edificaron los primeros edificios racionalistas de la Ciudad y otros sitios emblemáticos como el estadio de Boca Juniors, el Obelisco, el Correo Central y el Colegio Nacional Buenos Aires.  

Por su parte, el arquitecto Juan Vacas, subsecretario de Paisaje Urbano del Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana de la ciudad, dijo que “Ellos desarrollaron la tecnología del hormigón. En la Argentina había una disputa entre las compañías británicas, que trabajaban el hierro como base, y las alemanas que trajeron el hormigón. Como no tenemos tanto hierro, el hormigón fue un gran material que se comenzó a utilizar en forma masiva”

Related posts

La Paternal: El Cine-Teatro Taricco a la venta

Tubarrioenlaweb

Boedo festeja su Segundo festival de poesía

Tubarrioenlaweb

Llega la NOCHE DE LAS GALERÍAS

Tubarrioenlaweb