miércoles 24 abril, 2024
Salud

Expertos destacan dos frutas que favorecen el sueño reparador

En la búsqueda de un descanso de calidad, especialistas destacan el papel clave de la melatonina, hormona reguladora del sueño. Descubre cómo incorporarla a través de frutas como la cereza y la banana, mejorando así la calidad del descanso.

En la actualidad, el cuidado de las horas de sueño se presenta como una prioridad para mantener un estilo de vida saludable. Especialistas coinciden en que tanto la cantidad como la calidad del sueño son fundamentales para el bienestar general. En este sentido, la melatonina, hormona encargada de regular los ciclos de sueño-vigilia, se vuelve crucial para aquellos que buscan un descanso reparador.

La melatonina, producida naturalmente por la glándula pineal en el cerebro, experimenta un aumento al caer la noche, indicando al cuerpo la proximidad del sueño. Aunque se produce de manera endógena, algunas personas recurren a suplementos para asegurar su presencia y así optimizar la calidad del sueño.

En este contexto, la cereza destaca como una fruta rica en melatonina. Según un estudio publicado en el Journal of Experimental Botany, la variedad más oscura de esta fruta presenta niveles significativamente más altos de melatonina en comparación con otros alimentos comunes. Los investigadores resaltan la efectividad de la melatonina de las cerezas en su forma natural, siendo absorbida y utilizada de manera más eficaz que la melatonina sintética presente en algunos suplementos.

Asimismo, las cerezas ofrecen una serie de beneficios para la salud, incluyendo propiedades antitumorales gracias a los monoterpenos presentes en la fruta. Además, su contenido en fibra mejora el tránsito intestinal, mientras que el potasio, magnesio, hierro, fósforo, calcio y vitaminas contribuyen a un bienestar general.

Es esencial señalar que, aunque las cerezas son una opción saludable, su consumo excesivo puede generar problemas gastrointestinales debido a su alto contenido de fibra. Así, se destaca la importancia de mantener un equilibrio en la dieta.

En este contexto, la banana emerge como otra fruta rica en melatonina y disponible durante todo el año. Su contenido de triptófano, un aminoácido precursor de la serotonina convertido en melatonina, la posiciona como aliada del sueño reparador. Al incorporarla en la dieta, se presenta como una estrategia nutritiva para mejorar la calidad del sueño de manera natural.

La incorporación de frutas como cerezas y bananas en la dieta puede ser una estrategia efectiva para mejorar la calidad del sueño gracias a su contenido de melatonina. No obstante, se recomienda un consumo equilibrado y consciente, teniendo en cuenta las particularidades de cada individuo. Además, se subraya la importancia de adoptar hábitos de higiene del sueño y mantener un estilo de vida equilibrado para garantizar un descanso reparador a largo plazo.

Artículos Relacionados

Donación Voluntaria de Sangre en la Facultad de Agronomía y Veterinaria de la UBA

Tubarrioenlaweb

MURALES QUE CREAN CONCIENCIA SOBRE EL CUIDADO DE LA SALUD

Tubarrioenlaweb

¿Qué es la “Astenia Primaveral”?

Tubarrioenlaweb