miércoles 24 abril, 2024
COMUNAS

Intervención histórica de la fachada del Museo Benito Quinquela Martín en su 134 aniversario

En una emotiva conmemoración del 134 aniversario del natalicio de Benito Quinquela Martín, miles de pañuelos se desplegaron sobre la fachada del Museo que lleva su nombre, en una intervención que buscó honrar la vida y legado del destacado artista argentino. La impactante acción tuvo lugar el pasado 1 de marzo de 2024, marcando un hito en la historia del lugar.

La iniciativa, que contó con la participación activa de la comunidad, convirtió la fachada del museo en un lienzo efímero, donde los pañuelos se entrelazaron simbólicamente, recordando la singular historia de Quinquela Martín desde su nacimiento hasta su consagración como pintor.

La singularidad de este homenaje radica en la conexión profunda entre el artista y un medio pañuelo que marcó su llegada al mundo. La incógnita sobre la otra mitad de este pañuelo, con el que fue entregado al cuidado de la casa de Expósitos, persiste en el misterio de la infancia de Quinquela. Sin embargo, su alma encontró su complemento cuando Justina Molina y Manuel Chinchella decidieron adoptarlo.

“Nunca se supo si Quinquela encontró alguna vez la otra mitad del pañuelo con que fue dejado al cuidado del personal de la casa de Expósitos”, señala la historia. “Se sabe que su alma se completó cuando Justina Molina y Manuel Chinchella decidieron adoptarlo, y también cuando una aldea y su gente lo abrazaron para siempre”.

La intervención en la fachada del museo se erige como un tributo a esa conexión vital, representada por miles de pañuelos que se multiplicaron como símbolos de agradecimiento al niño expósito que sigue dejando una huella imborrable en la identidad de la sociedad.

El 1 de marzo de 2024 quedará registrado como el día en que la fachada del Museo Benito Quinquela Martín se vistió con un manto simbólico de pañuelos, tejiendo un homenaje colectivo al artista y a su contribución inigualable al arte y la cultura argentinos.

“Aquel medio pañuelo, única esperanza con la que Quinquela llegó al mundo, ahora se hace miles, simbolizando a cada uno de quienes deseamos agradecerle al niño expósito todo lo que sigue haciendo por nosotros”, expresa el gesto colectivo que transformó la fachada del museo en un lienzo efímero. “A modo de ofrenda, miles de pañuelos vistieron la fachada del museo al encuentro del suyo que incesantemente alumbra nuestra identidad y ayuda a completarnos”.

En este sentido, la intervención en la fachada del Museo Benito Quinquela Martín se erige como un acto de amor y agradecimiento hacia el legado de un artista que, desde su origen incierto, logró forjar una identidad cultural inigualable. La multiplicación de pañuelos como símbolos de reconocimiento y gratitud demuestra cómo la comunidad se une para celebrar y recordar a quienes dejaron una huella imborrable en la historia.

En tanto, la fachada del museo se convierte en un espacio de encuentro y reflexión, donde la memoria de Quinquela Martín se entrelaza con la expresión colectiva de agradecimiento, generando un impacto que trasciende las fronteras del arte para convertirse en un testimonio vivo de la conexión entre el pasado y el presente.

Artículos Relacionados

Durante el temporal se dañó la Floralis Genérica de Recoleta

Tubarrioenlaweb

Constitución: la plaza Alfonsina Storni renovada artísticamente

Tubarrioenlaweb

Comuna 15: fin de semana de Ferias en Villa Crespo, La Paternal y Agronomía

Tubarrioenlaweb