sábado 25 septiembre, 2021
Interes General

Los hogares para mayores ya reciben “Visitas Cuidadas”

Con estrictos protocolos, los Hogares de Residencia Permanente para personas mayores volvieron a recibir visitas.

Desde la llegada de la pandemia, y su consecuente confinamiento, los hogares de residencia permanente para personas mayores de la Ciudad de Buenos Aires no tenían autorización para recibir visitas de familiares y seres queridos de sus residentes.

Dentro de ese contexto, y sabiendo que los adultos mayores son el grupo de mayor riesgo en cuanto al covid19, los Hogares que dependen de la Secretaría de Integración Social para Personas Mayores, fueron de los primeros sitios administrados por la Ciudad en implementar medidas y protocolos de cuidado.

En este sentido, el Hogar San Martín, ubicado en el barrio porteño de La Paternal, cuenta con más de 220 residentes que son acompañados diariamente por asistentes sociales, psicólogos, asistentes terapéuticos, gerontólogos, nutricionistas, entre otros profesionales especializados.

En medio de la cuarentena,  intentaron mantener  los vínculos entre quienes viven en el hogar y sus familiares mediante la virtualidad.

Al respecto opinó Gabriela Gaitán, psicóloga, especialista en psicogerontología y responsable de esa área en el Hogar San Martín: “Fue una evolución constante. Una de las primeras cosas que se sintió como una pérdida fue creer que no se iba a poder mantener el vínculo, pero a través de distintos elementos pudimos acompañarlos”.

Por su parte, Mariel Rodríguez, jefa del departamento del Servicio Social del Hogar San Martín, indicó que “Si bien a lo largo de tantos años de trabajo uno ya había desarrollado y mantenido un vínculo con los residentes, esta pandemia los reforzó desde el acompañamiento, la contención y sosteniendo los vínculos con las familias y esto los residentes lo valoraron mucho”.

No obstante, en el mes de noviembre, y mediante estrictos protocolos, se permitieron las llamadas “visitas cuidadas” para recibir a familiares y allegados, que se realizan con turno previo y con la supervisión de un profesional.

Las visitas son de hasta 30 minutos y al aire libre en una carpa especialmente preparada para este fin en la explanada del ingreso del hogar. Previo al ingreso, los visitantes deben pasar por el control de temperatura y la sanitización del personal.

“Los acompañantes no estamos literalmente junto a las visitas, pero si velamos por el cumplimiento de las normas de uso de barbijo, sanitizar las manos, cuidar que no haya contacto y que se respete el tiempo”, comentó Rodríguez.

Related posts

Asociación Metropolitana de Editores Periodísticos

Tubarrioenlaweb

Registro exigente. A partir de la semana que viene el examen teórico y práctico será más difícil de obtenerlo en la Ciudad.

Tubarrioenlaweb

La Ciudad de Buenos Aires se viste de celeste y blanco

Tubarrioenlaweb