viernes 9 diciembre, 2022
Interes General

Belgrano: en septiembre reabre la tradicional pizzería Burgio

Fue restaurada gracias a fotos y recuerdos de vecinos que además contó con la reparación de su tradicional horno a leña y en la reconstrucción hubo una puesta en valor minuciosa del inmueble ubicado en la avenida Cabildo 2477.

Luego de estar casi un año sin abrir sus puertas, la tradicional pizzería Burgio del barrio porteño de Belgrano, ubicada en la avenida Cabildo al 2477, reabrirá sus puertas en septiembre.

En este tiempo, la pizzería cambió de sus antiguos dueños a las manos de Gonzalo Louro, de 33 años, que es el creador de dos casas de comidas en el centro porteño: una hamburguesería Saint Burger en Avenida de Mayo 852 y la pizzería Antonio’s Pizza en Tacuarí 76.

El nuevo dueño de la pizzería contó lo que sucede a menudo con los vecinos que eran clientes habituales: “La otra semana pasó un vecino que venía seguido con su viejo y, cuando vio que reabría, se largó a llorar. Este lugar tiene mucha historia. Espero estar a la altura”. Además, Louro cuenta que su padre Antonio fue gerente en los años 90 de la pizzería Kentucky de Puente Pacífico de Palermo, cuando no era una cadena.

Lo más llamativo de la puesta en valor es que contó con el testimonio oral y fotos aportadas por vecinos y con esos datos y registros se pudo reconstruir la barra para comer de parado. También el mostrador lateral, que tenía un espejo, y tantos otros sectores. Otro de los íconos de la pizzería que está en proceso de reparación es el emblemático horno a leña.

En este sentido, la diseñadora de interiores Constanza Toma, quien trabaja junto al arquitecto Sebastián Saggese en la puesta en valor, explicó que “Burgio está en el corazón de los vecinos. Por eso, el principal desafío fue respetar la esencia del lugar: cómo lo sentían aquellos que van hace tantos años a disfrutar de su pizza”.

A su vez, Toma, cuenta que “en cada anécdota había un detalle de cómo habitaban el espacio y cómo lo sentían. Sus historias y sus opiniones fueron un eje central del diseño”, y añade: “Hubo mucho de arqueología web: ese es un término que inventamos en nuestro estudio, Cubit, para pedirles a los millennials que trabajan con nosotros que busquen en las redes sociales de los vecinos fotos de cómo era el local. Así pudimos encontrar detalles como los espejos pintados a mano o un cartel termoformado sobre la línea de despacho”.

En cuanto a la historia del lugar, José Blanco, quien se encargó del negocio en sus últimos tiempos junto a su padre Fernando, afirmó: “Hay cosas que, en un lugar con tanta historia, son intocables; los hornos a leña, las venecitas, el buen trato con el público. Estamos seguros de que seguirá así. Nos genera mucha alegría esta reapertura. Se la merecía una pizzería como esta”.

Artículos Relacionados

Un emprendimiento exitoso: La Trufa Negra

Tubarrioenlaweb

Corte de luz afectó a 90.000 usuarios

Tubarrioenlaweb

¿Cómo es el protocolo creado para el personal de casas particulares?

Tubarrioenlaweb