viernes 9 diciembre, 2022
Interes General

Día Mundial de la Energía

 

Una jornada que se celebra cada 14 de febrero ideal para generar conciencia respecto de su uso sustentable, eficiente y responsable.

Sin lugar a dudas es un recurso fundamental para el desarrollo de una sociedad. Depende de la explotación de los recursos naturales. Cabe recordar que la mayoría de las fuentes energéticas son derivadas de los llamados combustibles fósiles, de existencia limitada y cuya extracción implica un elevado costo económico.

Otro tema, como para tener en cuenta, tiene que ver con el impacto ambiental. De aquí que resulta fundamental educar a la comunidad acerca de la dinámica de valores y la consolidación de hábitos necesarios para el uso sostenible de la energía. En este contexto, las  renovables cobran mayor importancia para no depender de fuentes de energía no renovable, lograr el autoabastecimiento y al mismo tiempo, proteger nuestros recursos naturales.

Brindar Energía Asequible y No Contaminante es uno de los Diecisiete Objetivos del Desarrollo Sostenible estipulados por la Organización de las Naciones Unidas para la Agenda 2030.

 

En la Ciudad de Buenos Aires, desde el Programa Escuelas Verdes, se  promueve el uso racional y eficiente de la energía mediante diversas acciones tendientes al mejoramiento del  rendimiento energético de los edificios escolares.

Otra de las actividades de importancia que se están llevando a cabo en el ámbito porteño tiene que ver con el recambio de luminarias.

Durante  2018, en articulación con la Agencia de Protección Ambiental (APrA), se comenzó a trabajar en este proyecto que consiste en cambiar la iluminación existente en los establecimientos educativos  por tecnología LED,  la que en promedio resulta el cuarenta por ciento  más eficiente, de menor consumo y mejor iluminación. La movida ya alcanzó a cuarenta y cuatro escuelas y se proyecta llegar al doble para este año.

¿Conoces el Laboratorio de Energías Renovables?

En la Escuela Media N° 3 del barrio de La Boca, existe un espacio educativo innovador y el primero de su tipo en la región. Se trata de un auténtico centro de aprendizaje interactivo cuyo objetivo es sensibilizar a los docentes y alumnos acerca del uso responsable de la energía en un contexto global de cambio climático, y promover su gestión sostenible.

La propuesta pedagógica permite trabajar con los equipos y maquetas de las diez estaciones que se encuentran tanto en el Laboratorio como en la terraza de la escuela. De esta manera se pueden estudiar los procesos y conceptos físicos involucrados en la generación energética y en el aprovechamiento de las fuentes renovables como la solar, eólica, cinética, etc.

En este espacio no solo se enseña a los alumnos sobre el cuidado del ambiente, sino que además se capacitan a docentes de otras escuelas que asisten a los ciclos de talleres sobre energías renovables y cambio climático organizados por el Programa Escuelas Verdes.

Energía renovable en las escuelas

Como parte de las propuestas del Programa Escuelas Verdes, los alumnos trabajan en distintos proyectos ambientales a través de talleres teóricos-prácticos donde conocen y aplican herramientas relacionadas a la temática. Las escuelas acceden a tecnología de vanguardia para la construcción e instalación de equipos para el aprovechamiento de energías renovables, con el propósito de atenuar las diferentes manifestaciones del calentamiento global. En la Ciudad ya son más de cuarenta escuelas las que poseen dispositivos como paneles fotovoltaicos, colectores solares o aerogeneradores.

En la misma sintonía, en el marco de BA Elige, nació el proyecto de fabricación, ensamblaje e instalación de un aerogenerador de baja potencia en la Escuela Sustentable de Mar Chiquita. Los alumnos de la Escuela Técnica N° 16 “España” D.E. 17 fueron los encargados de ensamblar e instalar este equipo, que se suma al propio sistema de almacenamiento que ya generan los paneles solares de la escuela.

Algunas sugerencias para administrar correctamente el uso de energía en casa, la escuela o la oficina:

  • Aprovechar al máximo la luz natural del exterior y apagar luces si no es necesario su uso.
  • Comprar lámparas LED. Consumen diez veces menos y dura hasta cuarenta veces más que las comunes.
  • Poner el aire acondicionado a 24°C. Nunca dejarlo encendido si no hay nadie utilizándolo. Chequear que no haya ventanas abiertas.
  • Desconectar los equipos que no se estén utilizando: electrodomésticos, PC, juegos y cargadores de celulares, tablets o notebooks. Los aparatos en modo stand-by consumen el equivalente a dos lámparas LED, y es energía que se desperdicia.
  • Evitar lavar la ropa o planchar en los horarios de mayor demanda de energía; hacerlo después de las 21 o temprano en la mañana.
  • Uso eficiente de lavarropas, secadora y lavavajillas. Utilizarlos a carga completa y evitarlos siempre que se pueda, como por ejemplo, a la secadora.
  • Mantener aire acondicionado, heladeras, hornallas y lámparas en buenas condiciones. Los aparatos limpios consumen menos.

Artículos Relacionados

Nuevo edificio para el Lenguas Vivas

Tubarrioenlaweb

Caballito: vecinos rechazan el parque lineal proyectado en la avenida Honorio Pueyrredón

Tubarrioenlaweb

Acuerdo entre Radio AMEP y Cultural CAVA

Tubarrioenlaweb