miércoles 24 abril, 2024
COMUNAS

Durante el temporal se dañó la Floralis Genérica de Recoleta

En los últimos días, la Floralis Genérica, emblemático monumento porteño, ha sufrido las consecuencias del temporal que azotó a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La escultura, ya afectada por la tormenta de diciembre, vuelve a ser noticia al perder otro de sus pétalos. Esta situación ha generado preocupación entre los habitantes de la Ciudad y los turistas que frecuentan el lugar.

El temporal de lluvia y viento que golpeó a Buenos Aires y el Conurbano dejó en evidencia los daños previos en la Floralis Genérica. La caída de uno de sus seis pétalos durante el temporal de diciembre pasado y el cierre temporal del acceso al Parque Naciones Unidas son hechos que marcan la reciente historia de esta obra icónica.

De acuerdo con los reportes, uno de los pétalos ya se encontraba en el suelo desde el temporal anterior, mientras que el último incidente se produjo como consecuencia de los vientos que superaron los 100 kilómetros por hora, cifras que también derribaron numerosos árboles en la zona.

La Floralis Genérica, símbolo no solo para los habitantes de la Ciudad, sino también para los visitantes, se ha convertido en parada obligada para los paseos turísticos. Agencias de turismo incluso promocionan paquetes que incluyen un picnic en el parque y una sesión de fotos junto a la escultura metálica.

La responsabilidad del mantenimiento de la Floralis Genérica ha pasado del ámbito de la Comuna 2 al Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana. Las autoridades locales manifestaron su compromiso con la reparación y puesta en funcionamiento del monumento, considerado un ícono de la Ciudad.

“Estamos trabajando en un plan específico para restaurar la Floralis Genérica y devolverla a su estado original”, declararon las autoridades. Sin embargo, aún no se ha establecido una fecha precisa para la ejecución de este plan.

Asimismo, se anunció que expertos especializados en la construcción, movimientos y mantenimiento de la escultura estarán involucrados en el proceso de restauración.

Historia y complejidades de la Floralis Genérica

La Floralis Genérica fue donada a la Ciudad de Buenos Aires por el renombrado arquitecto argentino Eduardo Catalano, reconocido por su destacada trayectoria en Estados Unidos y su contribución al desarrollo de la arquitectura moderna.

Catalano encargó la construcción de la escultura a una fábrica de aviones en Córdoba, que en ese momento estaba bajo la concesión de la empresa privada Lockheed Martín. Se ha mencionado que como parte de la donación, Catalano destinó dos millones de dólares para el mantenimiento futuro del monumento.

La complejidad de la construcción de la Floralis Genérica se refleja en la descripción proporcionada por Catalano, quien detalló las particularidades de los pétalos, con doble curvatura y costillas entremedio.

A lo largo de los años, la escultura ha enfrentado diversos desafíos y ha sido sometida a múltiples reparaciones. Desde el año pasado, el mecanismo automático que controlaba la apertura y cierre de los pétalos dejó de funcionar, lo que obligó a activarlos de forma manual.

El monumento, cuyo funcionamiento estaba programado para abrirse por la mañana y cerrarse al atardecer, ha sido testigo de la persistencia de problemas mecánicos desde su inauguración en 2002.

A pesar de los esfuerzos por mantenerla en óptimas condiciones, la Floralis Genérica ha enfrentado desafíos continuos. Con el último incidente provocado por el temporal, se presenta un nuevo desafío para restaurar esta emblemática obra de arte urbano.

Artículos Relacionados

Vecinos de Saavedra realizarán un abrazo al Parque Sarmiento

Tubarrioenlaweb

Los rosedales porteños ofrecen esquejes a los vecinos para que cultiven sus propias plantas

Tubarrioenlaweb

Comuna 15: este viernes comienza el 4to Festival de Teatro Independiente

Tubarrioenlaweb