viernes 17 mayo, 2024
Cultura

“Ilustro para no olvidar”: una obra que denuncia la destrucción del patrimonio porteño

La artista Natalia Anush Kerbabian presenta en el barrio porteño de Palermo, en el Centro Cultural Nueva Uriarte, su proyecto de ilustraciones que documenta la arquitectura patrimonial demolida o en riesgo de serlo en la Ciudad de Buenos Aires.

La arquitecta y artista Natalia Anush Kerbabian inauguró el pasado sábado su muestra “Ilustro para no olvidar” en el Centro Cultural Nueva Uriarte, ubicado en el barrio de Palermo. La exposición estará abierta hasta el 7 de mayo y presenta una colección de ilustraciones de edificios, casas, casonas, bares y cafeterías que han sido demolidos o que se encuentran en riesgo de serlo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En la muestra, Kerbabian documenta y registra la arquitectura patrimonial que ha sido destruida, y también denuncia la demolición de inmuebles de gran valor histórico y patrimonial en la ciudad. Según explican en el espacio artístico, “Kerbabian nos comparte un trabajo de documentación y registro fundamental para la conservación de la memoria histórica de nuestra ciudad”.

La autora creó este proyecto para homenajear a la arquitectura que nos habitó y nos caracteriza en el territorio porteño, y para llamar la atención sobre la necesidad de preservar y proteger el patrimonio de los ciudadanos de Buenos Aires.

En una entrevista, Kerbabian expresó: “Cuando dibujo tomo un montón de parámetros que me interpelan, que tal vez no están ligados a la ley o al estudio más intelectual, sino que atraviesan de manera emocional, sensible, la historia. A muchos les pasa esto y me parece importante hablarlo”.

“Ilustro para no olvidar” comenzó en 2021, cuando la artista y vecina de Colegiales notó un aumento en la demolición de viviendas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en parte impulsado por los cambios en el Código Urbanístico de 2018 y sobre esto, la autora indica: “Me bajó toda la ficha. Todo lo que venía mascullando y masticando esos meses, de ver tapiarse tres obras en la misma manzana, tanto movimiento en detrimento de la calidad de la ciudad, se condensó ahí. Le puse el nombre, grabé el video y me puse a dibujar. No paré de dibujar”.

La muestra de la artista es una llamada de atención sobre la importancia de preservar la historia y la memoria de la ciudad, y de proteger su patrimonio arquitectónico. En un contexto en el que la demolición de edificios y la construcción de nuevas obras son una constante en la ciudad, “Ilustro para no olvidar” es un recordatorio de que la arquitectura porteña es parte de su identidad y su historia, y que su destrucción debe ser evitada y denunciada.

Artículos Relacionados

Trastorno autista: cientos de niños disfrutaron en familia de funciones adpatadas

Tubarrioenlaweb

El Museo Histórico Nacional inauguró la muestra “Pasión de Multitudes”

Tubarrioenlaweb

El barrio 31 ya cuenta con su primer librería

Tubarrioenlaweb