sábado 27 noviembre, 2021
Interes General

Confitería El Molino

Las obras que no avanzan…

El abandono y la incertidumbre dominan la escenografía de este lugar icónico de la cultura porteña, ubicado frente al edificio del Congreso Nacional.

Si bien el Estado invirtió 182 millones de pesos para llevar a cabo la expropiación del inmueble y la confitería, para luego cederla al Palacio Legislativo, todavía no se decidió cuál de los dos poderes, se haría cargo de los gastos que demandarán las tareas de remodelación y la puesta en valor del edificio Art-Nouveau, construido por Francisco Gianotti y que fuera inaugurado en 1916.

De esta manera, la impactante estructura de Callao y Avenida Rivadavia, paso a integrar la denominada Manzana Legislativa. Con el objetivo, entre otros, de abrir un centro cultural, y también un museo.

Desde representantes autorizados del Congreso, se señala que aún se encuentran a la espera de poder ingresar, como para poder comenzar con las tareas vinculadas a la puesta en valor.

En tanto crece la ocupación y el vandalismo en la zona, junto con el malestar creciente de los vecinos del barrio.

“El Molino” fue declarado en 2014, sitio de utilidad pública y sujeto de expropiación. Anteriormente, fue incluido en el Área de protección histórica (APH)

Se encuentra cerrado y abandonado desde 1997. El 9 de julio del año pasado cumplió cien años.

La distinguida y popular Confitería en su tiempo de apogeo, fue centro de la vida cultural, política y social de la República Argentina. Compartieron reuniones en sus elegantes salones, figuras de la talla de Alfredo Palacios, Lisandro de la Torre, Eva Perón, Leopoldo Lugones, Oliverio Girondo, Carlos Gardel, Roberto Arlt, Niní Marshall, Libertad Lamarque, etc.

 

Related posts

Nuevo Parque Ferroviario

Tubarrioenlaweb

Fangio

Tubarrioenlaweb

Parque Patricios Un barrio que crece sin perder la identidad

Tubarrioenlaweb