viernes 1 marzo, 2024
Interes General

Nueva incorporación de la Ciudad: la fiscalización electrónica

Un avance para la seguridad vial

Por medio de más de 200 nuevos dispositivos de video para vigilancia (con cámaras), se podrán hacer nuevos controles en la Ciudad, tales como el uso de cinturón de seguridad, mirar el celular mientras se conduce y los giros indebidos que pueden hacer los conductores. 

El propósito es fiscalizar el comportamiento de los conductores automovilísticos de una manera más eficaz y automatizada, sobre todo, ya que hasta ahora estas infracciones se controlaban de manera manual.

No es que en la Ciudad de Buenos Aires no hubiera control con cámaras automatizadas anteriormente, sino que estaba restringido a controlar el exceso de velocidad y el cruce con semáforo en rojo. Ahora será también para las faltas que se mencionan más arriba.

La ubicación de las cámaras de fiscalización ya está señalizada para los automovilistas. Lo importante es que se tome conciencia que el uso de celular al conducir o no tener colocado el cinturón de seguridad son faltas graves habida cuenta de que pueden ocasionar accidentes fatales. Las conductas peligrosas deben fiscalizarse.

La fiscalización electrónica permitirá salvar vidas y forzará a los automovilistas a tomar una actitud más prudente, de forma tal que el índice de muertes en accidentes de este tipo sea reducido. La responsabilidad al volante debe ser asumida.

La autoridad de la Ciudad responsables de este avance es la Secretaría de Transporte y Obras Públicas.  

¿Cómo son las cámaras que se utilizarán y dónde están situadas?

Primero cabe recalcar que el número de cámaras que se instalarán en CABA es importante, suman una cantidad de 200 dispositivos de vigilancia. Cada una de ellas es fácilmente reconocible porque está señalizada. Existen aplicaciones de movilidad tales como Google Maps o Waze que permiten hacer un rastreo de ellas.

El sistema es criterioso y sigue una lógica. Tal es así que en los cruces que significan un riesgo mayor es donde se ubicarán las cámaras que fiscalicen los cruces con semáforo en rojo. En aquellas intersecciones, el riesgo es mayor debido a los peatones y a los centros de transbordo.

Los giros que están prohibidos siempre son en las esquinas y es ahí donde estarán ubicadas las cámaras que controlan esa infracción.  Algo importante a señalar es que este sistema busca identificar la falta de tránsito en sí y no quiere invadir la privacidad del conductor.   Por ello, en las imágenes que captura la cámara, habrá dos maneras de preservar la identidad de quien maneja. Esto es tapando con un cuadrado negro la figura de la persona o bien difuminándola.

Artículos Relacionados

A partir de la pandemia del COVID-19 se intensificó la limpieza en las calles de la Ciudad de Buenos Aires.

Tubarrioenlaweb

Sábado y domingo con restricciones en zonas de alto riesgo epidemiológico

Tubarrioenlaweb

La Defensoría del Pueblo lanzó su línea de whatsapp

Tubarrioenlaweb