jueves 20 enero, 2022
Sociedad

Por la agresión a un médico de una UFU, se suspendieron los hisopados

Luego de que un médico de la Unidad Febril de Urgencia del Hospital Santojanni sufriera una agresión, la AMM suspendió los hisopados.

Esta medida es hasta que se aseguren las condiciones de seguridad al personal médico de las UFUs.

El sábado 25 de diciembre, el jefe de la Unidad Febril de Urgencia (UFU) del Hospital Santojanni, sufrió agresiones por parte de un paciente que esperaba a ser hisopado.

Por eso es que desde la Asociación de Médicos Municipales (AMM), se decidió a realizar un paro por tiempo indeterminado y reclaman que se garantice la seguridad de los profesionales de la salud.

En este sentido, desde la Asociación de Médicos Municipales (AMM), anunciaron que a partir de este domingo 26, se suspenden por tiempo indeterminado los hisopados en las Unidades Febriles de Urgencia (UFU) de la Ciudad de Buenos Aires. El motivo la agresión que sufrió un médico del Hospital Santojanni en pleno proceso laboral.

El médico agredido es Oscar Swarcman, quien se desempeña como jefe de la Unidad Febril de Urgencia del Hospital Santojanni.

En tanto, el médico en diálogo con la prensa, explicó las condiciones en las que llevan adelante su tarea, frente a una suba notable  de casos de covid19, y en consecuencia esto hizo que también subiera la demanda de hisopados y testeos en la Ciudad de Buenos Aires.

Oscar Swarcman, dijo que “En la UFU había dos médicos y yo para hisopar a 500 personas. Dimos números y llegamos a hisopar a 250 personas, pero además tenemos que cargar los resultados en historias clínicas ya que las personas que son personas que vienen con algún síntoma“.

Además, hizo especial hincapié en resaltar la problemática que significa la saturación del servicio que ofrecen en las UFUs.

“Veníamos con 100 o 200 hisopados diarios y ahora tenemos 500 diarios. No podemos llegar a hisopar a tanta gente” dijo Swarcman.

Por otro lado, el médico señaló que por la falta de personal y la reducción de los centros de testeos, es que la gente se expresó de manera violenta con los trabajadores de la salud presentes, provocando agresiones injustificadas.

“Cuando avisamos que no había más números el resto de la gente se empezó a violentar, hasta que los médicos, las enfermeras y los administrativos se atrincheraron junto al personal de seguridad del hospital”, explicó Swarcman.


Related posts

El informe de salud del día reportó 4192 nuevos casos en el país

Tubarrioenlaweb

Estadio de San Lorenzo: el jueves trata el tema en la Legislatura Porteña

Tubarrioenlaweb

El Barrio de San Cristóbal cumple 149 años

Tubarrioenlaweb