sábado 18 septiembre, 2021
Sociedad

24 de noviembre: Día del Vino Argentino

Desde hace 10 años, cada 24 de noviembre, se celebra el Día del Vino Argentino, nuestra bebida nacional.

El 2020, año de la pandemia, será inolvidable,  por las situaciones extraordinarias en diferentes ámbitos, que atraviesa el mundo.

Aún así, el sector vitivinícola,  atravesó muchos desafíos, escenarios difíciles, pero afortunadamente, obtuvo muchos logros significativos.

En este sentido, es grato recordar cinco aspectos positivos que, en el último decenio, vivió el sector vitivinícola.

En principio, vale la pena destacar que la importancia de tener una ley nacional que respalda a toda la actividad. El 24 de noviembre de 2010 se firmó el Decreto presidencial 1800/ 2010 que reconoció al vino como la Bebida Nacional y quedó establecida la fecha en el calendario. Luego, en 2013 este decreto fue ratificado unánimemente en el Congreso a través de la Ley Nacional 26.870.  

Dicha ley, establece que el vino es un alimento con raíz cultural, con gran identidad. Además nombra al vino embajador nacional en el exterior, fruto de una actividad que es motor de economías regionales y protagonista de procesos de innovación.

En segundo lugar, hay que mencionar que, en medio de la pandemia, el mercado interno se recupera.

Cuando llegó la pandemia a nuestro país, en el mes de marzo, el sector estaba en plena cosecha, no obstante empresas y estados pudieron rápidamente adaptarse y generar los protocolos sanitarios para completar esta etapa fundamental del proceso productivo y garantizar el cuidado de los trabajadores.

Al finalizar la cosecha, bodegas y canales de comercialización comenzaron a notar una curva positiva en las ventas: desde los primeros meses de 2020 los despachos mostraron una recuperación del mercado doméstico.

En tercer lugar, hubo un crecimiento de las exportaciones: nuestro país exportó, de enero a octubre, 337,5 millones de litros de vino, lo que implica un crecimiento en volumen del 35,7%, según datos de anticipos relevados por el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV).

En cuarto lugar, se destaca una agenda productiva abierta con beneficios concretos, mediante el intercambio activo de propuestas que  la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR) y el sector público, representado por el Gobierno nacional y sus ministerios, los gobiernos de las provincias vitivinícolas y el apoyo de los municipios, este año se lanzó el Plan Nacional para llegar a los U$S1.000 millones de exportaciones de vinos fraccionados como meta a alcanzar.

En quinto lugar, podemos asegurar que se llevó adelante una gran diversificación y fortalecimiento de mercados, confirmando que los datos consolidados aportados por el INV a agosto de 2020, Reino Unido pasó a ser el principal mercado de exportación para el vino argentino fraccionado y a granel.

Esto llevó a tener un crecimiento interanual del 37,6%, desplazó del podio a Estados Unidos que –con una caída del 10%- pasó a ser el segundo mayor destino de las ventas del vino argentino al mundo.

Related posts

La Escuela Normal N°4, festeja sus 110 años

Tubarrioenlaweb

Médicos fallecidos por coronavirus, tendrían su homenaje

Tubarrioenlaweb

Robaron placas de bronce de la Asociación de Actores

Tubarrioenlaweb