lunes 17 junio, 2024
Salud

El Garrahan firmó un convenio con curas villeros para tratamientos de alta complejidad

El acuerdo de cooperación entre el Hospital Garrahan y representantes de los sacerdotes para la pastoral de los asentamientos de la región metropolitana es para facilitar el acceso a la atención de niños, niñas y adolescentes que se encuentran viviendo en barrios de la Ciudad y el Conurbano bonaerense.

Las autoridades del Hospital Garrahan y representantes de la Federación de Centros Barriales Familia Grande Hogar de Cristo, encabezada por el Padre Pepe, firmaron un acuerdo de cooperación para formalizar un circuito de acompañamiento y derivación de pacientes con patologías complejas.

Además, en este programa se estableció una línea de articulación y trabajo conjunto en la promoción integral de la salud en la comunidad a través de la educación en salud.

Por su parte, Gabriela Bauer, presidenta del Consejo de Administración del Garrahan, indicó: “Estamos muy contentos de celebrar este convenio. La finalidad es acercarnos a las familias que más lo necesitan y derribar las barreras para que el acceso a la salud llegue a todos”, y agregó: “Además, vamos a fortalecer la educación comunitaria sobre salud integral intercambiando con los actores clave que reconocen las necesidades de los niños y sus familias”.

En tanto, el padre José María “Pepe” Di Paola, destacó el acuerdo con el Hospital: “Porque en estos barrios donde están atravesados por la marginalidad son muchas las familias que realmente no pueden llegar y a través de este trabajo se podrán detectar quienes realmente necesiten los cuidados del Garrahan”.

En la firma del convenio también participaron por el Hospital Garrahan Aldo Haimovich y Gabriela Tozoroni, integrantes del Consejo de Administración; Darío Barsotti, director médico adjunto; Débora Mecikovsky, directora de Atención al Paciente; Patricia Bellani, directora de Atención Pediátrica y representantes del Comité de Educación para la Salud, Redes, Comunicación a Distancia y Relaciones Institucionales.

Por parte de la Federación Centros Barriales estuvieron presentes el padre “Pepe” Di Paola, el padre Nicolás Angelotti, Fernando José Marcone y Federico Pinto.

Cabe destacar que el Padre “Pepe” obtuvo el Premio Konex 2018 en el rubro “Dirigentes Sociales”. Nació el 12 de mayo de 1962, es Sacerdote de la arquidiócesis de Buenos Aires, ordenado en 1987. En 1996, fue destinado a Ciudad Oculta; luego fue Párroco de la Parroquia Virgen de los Milagros de Caacupé, en la villa 21–24 y Zavaleta por catorce años. Fundó en 2008 con otros sacerdotes El Hogar de Cristo, como respuesta a situaciones de vulnerabilidad social y/o consumos de sustancias psicoactivas. Amenazado de muerte por denunciar al narcotráfico, debió trasladarse a Campo Gallo, Santiago del Estero. Tras dos años, retomó su labor en la Capilla Nuestra Señora del Milagro y la Parroquia San Juan Bosco, en el Partido de San Martín. Es Coordinador de la Comisión Nacional de la Pastoral de Adicciones y Drogadependencia. Fundó la radio Cristo de los Villeros y desarrolla su programa “Capilla, Colegio, Club” para trabajar aspectos espirituales, educativos y deportivos en los jóvenes.

Artículos Relacionados

Alarma en el GCBA por la posibilidad de una tercera ola

Tubarrioenlaweb

Glaucoma: Campaña Nacional de detección temprana

Tubarrioenlaweb

En el Barrio Mugica se instaló un mamógrafo por 4 días

Tubarrioenlaweb