jueves 25 abril, 2024
COMUNAS

Los rosedales porteños ofrecen esquejes a los vecinos para que cultiven sus propias plantas

Los rosedales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires distribuirán esquejes a los residentes locales, permitiéndoles tener su propia planta en casa. Esta iniciativa se llevará a cabo durante esta semana y la siguiente, coincidiendo con el inicio de la poda de los rosales en los parques 3 de Febrero y Chacabuco.

Los rosedales porteños son lugares emblemáticos de la naturaleza dentro del paisaje urbano y representan una manifestación viva de la pasión por la jardinería en la Ciudad de Buenos Aires. Durante esta semana y la próxima, todos los vecinos tendrán la oportunidad de obtener los esquejes de los rosales para plantarlos en sus hogares y recibir orientación sobre su cuidado adecuado.

La entrega de los esquejes se llevará a cabo en el rosedal de Palermo, ubicado en el Parque 3 de Febrero, desde el 11 hasta el 14 y del 18 al 21 de julio, en horario de 13 a 17 horas. En el rosedal del Parque Chacabuco, los esquejes estarán disponibles para recoger el martes 18 de julio, de 10 a 14 horas, y el miércoles 19 de julio, de 14 a 18 horas. En caso de lluvia, la actividad se reprogramará.

“Celebramos la iniciativa de las Comunas, el año pasado más de 15.000 personas participaron en la actividad y se pudieron llevar un pedacito del rosedal a sus casas”, destacó Julia Domeniconi, secretaria de Atención Ciudadana y Gestión Comunal del gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 

Domeniconi también resaltó la colaboración entre las comunas y el gobierno porteño en el mantenimiento de los espacios verdes y en la incorporación de nuevas especies arbóreas, arbustivas y florales para el disfrute de los vecinos y los beneficios ambientales que brindan las plantas.

Martín Cantera, presidente de la Comuna 14, destacó la transformación que ha experimentado la poda del rosedal y cómo los vecinos ahora pueden adoptar este lugar tan emblemático como propio y llevarse un pedacito del mismo a sus hogares. Cantera subrayó: “Lo más importante a destacar es cómo antes todo esto se consideraba ‘basura’ y hoy los vecinos pueden adoptar un lugar tan emblemático de la Ciudad como propio y llevarse un pedacito del rosedal a sus casas”.

El equipo de Arbolado y Mantenimiento de los espacios verdes de la Comuna 7, responsable de la poda de los rosales del Parque Chacabuco, entregó el año pasado esquejes a más de 200 vecinos. Desde la comuna invitan a todas las personas interesadas en llevarse un esqueje y tener un rosal en su hogar a que se acerquen en los días y horarios indicados.

La actividad se lleva a cabo principalmente en invierno, cuando las rosas están en su período de dormancia. La poda experta realizada por los jardineros promueve un crecimiento saludable, una floración más hermosa y ayuda a prevenir enfermedades, al permitir una mejor circulación de aire y luz en los rosedales.

El Rosedal de Palermo es uno de los principales destinos turísticos de la Ciudad y su historia se remonta a 1914, cuando se decidió crear este jardín de rosas en el lugar. Bajo la supervisión del paisajista argentino Carlos Thays, el agrónomo Benito Carrasco planificó cuidadosamente los senderos, las áreas de descanso y los jardines, con el objetivo de crear un entorno armonioso para apreciar y cultivar diversas especies de rosas.

Este espacio verde tan concurrido ha sido escenario de numerosos eventos y festivales, como la Fiesta Nacional de la Flor y la Exposición de Jardines en Flor. En 2011, fue declarado Patrimonio Cultural de la Ciudad de Buenos Aires por la Legislatura porteña y al año siguiente recibió el reconocimiento internacional Garden Excellence Award, otorgado por la Federación Mundial de las Sociedades de Rosas (WFRS). Además, cuenta con destacados monumentos y esculturas, como el Puente Blanco, el Monumento a Delmira Agustini, el Jardín de los Poetas y el Patio Andaluz.

Con una extensión de 3,4 hectáreas, el jardín alberga 93 especies diferentes de rosales, que florecen cada año entre septiembre y noviembre, ofreciendo un espectáculo colorido con más de 18.000 flores de diversas variedades. Es un lugar muy popular tanto para los residentes como para los turistas, que lo visitan para pasear y disfrutar de su belleza.

En el Rosedal de Palermo se pueden encontrar cuatro variedades destacadas. Una de ellas es la llamada Graham Thomas, una rosa de origen inglés de color amarillo que crece en forma de ramillete y posee una fragancia dulce e intensa. Otra variedad destacada son las rosas Iceberg, de origen alemán, que se caracterizan por su resistencia y floración continua. La McCartney Rose, cultivada por la casa de horticultura francesa Meilland, es otra de las especies importantes en el jardín. Esta rosa lleva el nombre del famoso miembro de los Beatles, Paul McCartney. Por último, la especie Valentina Casucci, con su tonalidad rojiza y su perfume con notas de anís y frutos del bosque, también es una protagonista en el rosedal.

Artículos Relacionados

El Parque de la Ciudad cumple 40 años y se celebra con muchas actividades

Tubarrioenlaweb

El Anfiteatro de Parque Centenario continúa celebrando sus 70 años

Tubarrioenlaweb

La Ciudad inauguró una plazoleta con juegos innovadores en Villa Urquiza

Tubarrioenlaweb