sábado 28 mayo, 2022
Interes General

Boedo: un pasaje podría llevar el nombre de una militante desaparecida

Se presentará un proyecto en la Legislatura, que busca ponerle el nombre de una militante desaparecida, a un pasaje del barrio de Boedo.

Con esta iniciativa, se busca cambiar el nombre del pasaje Guillermo Bathurst, por el de Patricia Roisinblit, una joven detenida-desaparecida del barrio porteño de Boedo.

Cabe destacar que en la actualidad, en Boedo no existe ninguna calle, que lleve el nombre de una mujer.

El proyecto será presentado en la Legislatura, con el que se apunta a reemplazar el nombre del pasaje Guillermo Bathurst (1796-1844, un Sargento Mayor de Marina que actuó en la llamada guerra contra Brasil) por el de la militante desaparecida, durante la última dictadura cívico militar.

En este sentido, los que impulsaron esta posibilidad fueron los vecinos de Boedo, con la idea de renombrar un pasaje, con el nombre de Patricia Roisinblit, para homenajear  a la estudiante de medicina, residente del barrio.

Ella fue secuestrada por la dictadura cívico-militar el 6 de octubre de 1978, cuando tenía 25 años y estaba embarazada.

Por esto es que la comisión del barrio, junto a organizaciones y vecinas/os que se sumaron a respaldar el proyecto, está juntando firmas de adhesión de ciudadanas/os residentes en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Según los datos publicados por Abuelas de Plaza de Mayo, Patricia nació el 8 de diciembre de 1952 en la ciudad de Buenos Aires. Comenzó su militancia en el PRT, después se incorporó a la organización Montoneros, en el área de Sanidad. El 28 de junio de 1977 nació su primera hija, Mariana Eva. Las dos fueron secuestradas el 6 de octubre de 1978.

La hija de Patricia, fue entregada a su familia paterna por personas que se identificaron como personal de Coordinación Federal. Por testimonios de sobrevivientes, se supo que Patricia fue trasladada a la ESMA pocos días antes de parir.

Posteriormente, mientras estaba secuestrada dio a luz a su segundo hijo: un varón al que llamó Rodolfo Fernando el 15 de noviembre de 1978 en la ESMA.


En el año 2000 Abuelas de Plaza de Mayo recibió una denuncia anónima sobre un niño, con una falsa partida de nacimiento. Luego, el 2 de junio de 2000, se confirmó que ese hoy, ya un joven, efectivamente era el hijo de Patricia que aún sigue desaparecida.

Related posts

Reclamo de repartidores para pedir mejoras laborales

Tubarrioenlaweb

Miércoles negro para la comunicación digital

Tubarrioenlaweb

Autos abandonados: cómo gestionar su retiro desde celular o PC

Tubarrioenlaweb