jueves 2 abril, 2020
Cultura

Cuando la gastronomía y el arte se unen

No solo en Buenos Aires crece cada vez más la idea de misturar la gastronomía con el arte, sino que es una tendencia global.

En la ciudad existe una variedad de museo que brinda la experiencia de la gastronomía exclusiva, donde el común denominador es generar un clima acorde al lugar, a la historia, como son los museos.

La idea es ofrecer una gran variedad gastronómica, desde desayunos y meriendas, así como también se pueden disfrutar de exquisitos almuerzos o cenas, con platos típicos de la cocina, referidos a la temática que se ofrece como museo.

Dentro del marco de esta tendencia, son tres los museos de la Ciudad de Buenos Aires que mejor han desarrollado esta propuesta de fusionar  la gastronomía con el arte.

Croque Madame, creado en 2005, es uno de los sitios porteños que mejor han representado esta tendencia. Es una cadena de confiterías, con un marcado estilo francés, que ya tiene 3 locales incluidos en diferentes museos. Por ejemplo, el más reconocido es el que está ubicado dentro del Museo de Arte Decorativo, que cuenta con la arquitectura del Palacio Errázuriz. También están en el Museo Larreta y la Colección de Arte de Amalia Lacroze de Fortabat.

La especialidad de Croque Madame son los sándwiches tostados típicos de Francia que le dan el nombre al restaurante. Además, hay ensaladas, platos del día y sabrosas creaciones de la pastelería.

Están ubicados en: Museo Nacional de Arte Decorativo, Av. del Libertador 1902.
El Museo Larreta, en Vuelta de Obligado 2155. Y la Colección Amalia Lacroze de Fortabat queda en Olga Cossettini 141.

Otro de los locales que funden el arte y la cocina es el Café Proa, parte de la Fundación del barrio de La Boca, que lleva el mismo nombre.

El Café Proa se encuentra a muy pocos metros de Caminito, y es un museo de arte contemporáneo que contempla en su interior un restaurante que ofrece una inmejorable vista al río y exquisitos platos típicos de la cocina porteña, y muy visitado por turistas, tanto extranjeros como de nuestro país.

Algunos de sus platos característicos son los ravioles de ossobuco con salsa de tomate o el “Fugazzetín” una pizza fugazzeta personal hecha el molde.

Se encuentra en Avenida Pedro de Mendoza 1929, La Boca, Caminito.

Por último, el Museo Evita Restaurant, es un sitio ubicado dentro del Museo Evita, que además de brindar parte de la historia de Eva Duarte de Perón, también se puede disfrutar de un amplio patio que da lugar al restaurant. Sus platos principales son: los risottos, carnes y pastas caseras, además de deliciosos desayunos y meriendas.

El Museo Evita queda en Juan María Gutiérrez 3926, Palermo.

 

 

 

 

Related posts

GANADORES DEL “CONCURSO BARES NOTABLES 2019” RECIBEN RECONOCIMIENTO

Tubarrioenlaweb

Boedo: el 26 de octubre se inaugura el Castillo de Sandro

Tubarrioenlaweb

Presentan el libro “Flores Siempre es Bello – Barrio de Colección”

Tubarrioenlaweb